03

Pedos vaginales: todo lo que entra tiene que salir, hasta el aire

Primero queremos empezar aclarando que los pedos vaginales o «queerfs» nos han pasado a todxs alguna vez en nuestra vida, además son súper normales. Es importante aclarar que en realidad no son gases porque no provienen del sistema digestivo, por lo tanto no se debe a ningún tipo de bacteria o descomposición. 

Entonces ¿qué son?

Cuando tenés s3xo, te m@sturbás o introducís juguetes s3xuales, dedos o un p3ne estos pueden atrapar aire dentro de tu v@gina cuando entran y salen. Y bueno, cuando entra algo en la v@gina también tiene que salir, entonces durante el movimiento de pen3tración, sobre todo en la salida, también se da la expulsión de aire, lo que genera un sonido similar al de un pedo. Esto también pasa a veces cuando estirás o hacés ejercicio. 

¿Cómo los evito?

Primero queremos aclararte que no es necesario evitarlos, es importante verlos y entenderlos como un proceso natural y normal, además aunque existen algunas cosas que podés hacer para tratar de evitarlos, no hay una fórmula 100% garantizada para que no tengás pedos v@ginales nunca más. El sexo involucra cuerpos y los cuerpos tienen sonidos, olores, texturas. 

Se especula que algunas posturas pueden propiciar la aparición de mayor cantidad de gases, un ejemplo es la posición de perrito, debido a que hay una mayor apertura v@ginal. Sin embargo algunas personas profesionales en medicina indican que no tiene tanta relación con la postura, sino que más bien se relaciona con la técnica de pen3tración. Por lo tanto podés tratar de que en la p3netración el p3ne no entre ni salga en su totalidad para evitar meter aire en la v@gina.

Pero si estas técnicas para intentar no tener queerfs te limitan e impiden que disfrutés del s3xo plenamente, entonces ¡no las hagás! hablá con tu pareja y comprendan que el sonido es natural.

Aclaraciones fundamentales. 

1. No huelen: simplemente se trata de aire que ha entrado en la v@gina y que, al salir, roza con las paredes del canal v@ginal y suena por la propia fricción.

2. Suelen aparecer durante la p3netración: aunque también pueden aparecen en ejercicios como pilates o yoga. El aire puede entrar por la v@gina porque el canal v@ginal se abre debido a la apertura de las piernas.

3. No se pueden controlar: no aparecen a voluntad, no se pueden evitar y no se pueden aguantar. Todo lo que entra, sale. Así es la vida.

4. Los ejercicios Kegel no los solucionan: los ejercicios Kegel sirven para poner a tono el suelo pélvico, evitar problemas de salud y mejorar la respuesta s3xual. Pero tener un suelo pélvico en perfectas condiciones no te exime de los pedos v@ginales.

5. Las personas que lubrican más de forma natural tienen más probabilidades de emitir sonidos y tener queerfs, debido a la humedad y la fricción.

6. Existe el fetiche por los pedos vaginales: pues sí, hay personas que se exc1tan muchísimo cuando aparecen. 

Share:

Más contenido

Artículos relacionados

Sexo y Astrología: Parte 2

Si querés conocer más información sobre la astrología y tu sexualidad, solo necesitas averiguar la hora y lugar donde naciste para obtener tu carta astral,

Sexo y Astrología: Parte 1

Hoy les traemos un post cósmico, en colaboración con @resignificarte_lucreciaamador, experta en Astrología Chamanica 🌙 ¿Sabías que desde la astrología podemos encontrar muchas y diferentes pautas

Abrir chat
💬 Necesitás ayuda?
Hola, como podemos ayudarte?